Home Las especies Los rapaces necrófagos El buitre negro

[Aegypius monachus]

 

Características

El buitre negro (foto M. Mendi)
El buitre negro (foto M. Mendi).

Envergadura alar: 250 - 295 cm (es el más grande de los buitres europeos).

Plumaje de adulto: moreno oscuro-negro brillante con la cabeza cubierta de plumas gris-marrón y partes desnudas rosas.

Silueta: durante el vuelo aparece cómo un grande rectángulo con alas largas y amplias, cabeza y cola poco sobresalientes.

Ambiente: zonas montañosas y montuosas con áreas abiertas y presencia de bosques de encinas, alcornoques y pinos.

Anidación: en grandes arboles, raramente en rocas (más frecuente en Asia).

Alimentación: carroñas.

Huevos: 1.

Presencia: sedentario, los jóvenes suelen disperderse.

 

Distribución y estatus

El buitre negro tiene un área de distribución que incluye el Paleártico meridional y Asia hasta la China. La IUCN – Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recurso Naturales (2008)- la ha incluida entre las especies “Próximas a la extinción” porque la que ya es un pequeña población mundial (7.200-10.000 parejas) está sufriendo una fuerte reducción del área de distribución asiático.

En Europa, donde está catalogada cómo especie “Rara” (Birdlife International 2004), anida sólo en pocos países y entre estos es España que aloja la casi totalidad de la población (1.845 parejas).

 

En España

La especie, catalogada cómo “vulnerable”, se reproduce sólo en la parte sur-occidental del País y en Mallorca.

El último censo, de 2006 ha registrado la presencia de 1.845 parejas, demostrando una tendencia positiva si se consideran las 1.301 parejas censadas en 2000 y las 1.400 en 2004. La población más numerosa aloja en Extremadura con 858 parejas, de las cuales 287 constituyen la más grande colonia española en el interior del Parque Nacional de Monfragüe.

Andalucía aloja un porción significativa de toda la población española igual a cerca del 15%: los datos entre 2002 y 2008 señalan la especie en aumento con 264 parejas, concentradas principalmente en la Sierra Pelada (Huelva, 100 parejas), en la Sierra Norte (Sevilla, 64 parejas) y en la Sierra de Andújar (Jaén, 62 parejas).

La tendencia de la especie en Andalucía aparece positiva, con un incremento del 9% con respeto al anterior censo regional del 2007, en el cual fueron contadas 243 parejas.

La Consejería de Medio Ambiente está realizando un programa de conservación del buitre negro, empezado en 2001 que incluye el censo de las parejas, el anillamiento de una parte de los polluelos, intervenciones para reducir el riesgo de colisión contra las lineas eléctricas, el suministro de la Red Andaluza de Comederos de Aves Carroñeras y actividades didácticas y de sensibilización.

 

Amenazas

El veneno aparece una de las amenazas más graves para la conservación de la especie. Otras amenazas son el corte de los bosques, la electrocución, la colisión contra las lineas eléctricas y las instalaciones eólicas, la caza ilegal, las molestias a los sitios de anidación, la antropización del territorio (incendios, aberturas de nuevas carreteras y pistas forestales, excursionismo) y la menor disponibilidad de comida ligada al cierre de vertederos y de los sitios (en España) donde los ganaderos solían dejar los animales muertos (muladares).