Home Las especies Los grandes carnívoros El oso

[Ursus arctos]

El oso pardo está catalogado en la Lista Roja de la IUCN – Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recurso Naturales (2008)- entre las especies vulnerables. En el área del Mediterráneo su población es muy reducida (se calculan menos de 10.000 ejemplare adultos) y fragmentada y esta decreciendo. En detalle, están consideradas amenazadas las poblaciones residuales occidentales.

 

En Italia

En Italia el oso pardo sobrevive en tres diferentes áreas geográficas: en las Alpes del Trentino occidental (20-25 ejemplares), en las áreas de frontera entre la Región Friuli Venezia-Giulia y Eslovenia (12 ejemplares) y en los Apeninos centrales (30-40).

Las poblaciones alpinas, pertenecientes a la subespecie Ursus arctos arctos, casi completamente extinguidas en los '90 del siglo pasado, han registrado un incremento tanto por la expansión de ejemplares de la cercana Eslovenia cómo en Trentino, después de la reintroduccíon hecha con ejemplares originarios de la Eslovenia, en el marco del Proyecto Europeo LIFE URSUS, realizado por el Parque Natural de Adamello-Brenta, por la Provincia Autónoma de Trento y por el Instituto de la Fauna Silvestre.

Desgraciadamente pero, la población de los Apeninos del orso pardo, además reconocida cómo una subespecie (Ursus arctos marsicanus) es cada más en peligro de extinción, no a pesar de las numerosas iniciativas de protección puestas en marcha y la grande red de áreas protegidas que hay en su territorio. Por ejemplo, entre 1980 y 2007 han sido más de sesenta los osos pardos “marsicanos” encontrados muertos por diferentes causas.

La población de los Apeninos, calculada en 30-40 unidades, está concentrada actualmente sobretodo el la zonas de frontera de las Regiones Abruzzo, Molise y la parte norte del Lazio, con el núcleo más importante en el Parque Nazional de Abruzzo.

El Parque Nacional del Gran Sasso y Montes de la Laga es una zona de tránsito y de alimentación, en la cual son registradas frecuentemente observaciones de ejemplares de oso pardo “marsicano”.

Oso “marsicano” (imagen tomada por Valentino Maestrella, concedida por el Parque Nacional de Abruzzo, Lazio y Molise)

 

Oso “marsicano” (imagen tomada por Valentino Maestrella, concedida por el Parque Nacional de Abruzzo, Lazio y Molise)

En España

En España el oso estaba distribuido en todas las áreas de montaña de la península, menos que en algunas zonas de Galicia, de Andalucía y de Murcia. A partir del siglo XVI se ha iniciado una grande regresión, con la desaparición del oso de muchas zonas y la fragmentación del territorio de la especie.

Hoy en día en España, donde la caza a el oso ha sido definitivamente prohibida desde 1973, viven cerca de 80 ejemplares en la parte norte-occidental de la península, entre Galicia, Asturias y Castilla y León, y cerca de 15-20 en los Pirineos Centrales y Occidentales, a la frontera entre España y Francia.

Para dar una idea del impacto que puede tener el veneno sobra esta especie es suficiente recordar que en Castilla y León en los últimos años han muerto por lo menos siete osos por causa del veneno.

Aragón es frecuentada por los osos, sobretodo en los valles de Ansó, Hecho y Aragües del Puerto (Huesca), mientras la frecuentación del Valle de Benasque es sólo esporádica.

El oso está catalogado cómo “especie en peligro de extinción” (Anexo I del Decreto 49/1995 de la Diputación General de Aragón, a través de la cual se regula el Catálogo de las Especies Amenazadas de Aragón).

La población de los Pirineos del oso es la más seriamente amenazada de extinción en Europa occidental, para la cual en los últimos años se han emprendido muchas medidas de protección tanto en Francia cómo en España.

En Francia se ha realizado también un proyecto LIFE (entre 1997 y 2000) que ha permitido la liberación de ejemplares de origen eslovena, el incremento de la disponibilidad trófica para le especie y la reducción del conflicto con los ganaderos a través de la realización de vallas y la utilización de perros de guarda.

En Aragón ha sido creada una Red Oso, una red de seguimiento de la población osera de Aragón, compuesta por 25 personas, la mayoría agentes de protección de la naturaleza y han sido realizados estudios sobre la población de oso y dedicados recursos para favorecer la protección del ganado.