Home Las especies Los grandes carnívoros

El oso | El lobo

El lobo y el oso pardo son dos grandes carnívoros amenazados por reales problemas de conservación en toda Europa.

Desde hace mucho tiempo las dos especies son victima de persecuciones perpetradas por el ser humano con la finalidad de proteger el ganado doméstico y además sufren de la pérdida de hábitat y de las molestias antrópicas, incluido las relacionadas con las batidas de caza de jabalín.

Las persecuciones, perpetradas directamente y con el uso de veneno han hecho desaparecer estas especies desde muchas partes de Europa: el oso ha quedado internado en pequeñas áreas del norte y este de Europa, mientras en el centro y oeste de Europa ha sobrevivido sólo en España y Italia, con un número limitado de ejemplares (cerca de 100 en la península ibérica y 50-60 en la italiana); el lobo se ha salvado de la extinción en Europa central y occidental sólo en Italia y en la península ibérica.

El oso y el lobo son especies incluidas en el Anexo II de la Directiva Habitat 92/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre; además están incluidos en el Anexo II (que registra las especies rigurosamente protegidas) por la Convenio de Berna, sobre la conservación de la vida silvestre y del medio natural en Europa.

Oso “marsicano” (imagen tomada por Valentino Maestrella, concedida por el Parque Nacional de Abruzzo, Lazio y Molise)