Home Las amenazas El veneno en Andalucía

En España el uso ilegal de veneno es una practica muy difundida y representa una de las amenazas principales para la conservación de muchas especies de depredadores y necrofagos. Juntamente con la persecución directa, el uso de veneno ha sido la causa principal de la reducción de poblaciones de especies amenazadas como lince, águila imperial ibérica, quebrantahuesos, buitre negro y alimoche.

En Andalucía en 2008 la difusión ilegal de veneno ha producido la muerte averiguada de 188 animales entre los cuales hay ejemplares pertenecientes a especies protegidas como lince ibérica, buitre negro, quebrantahuesos y águila real.

La Provincia en la cual ha sido registrada la mayoría de casos es la de Granada, y detrás las Provincias de Cádiz, Málaga, Jaén, Huelva, Córdoba y Almería.

Las substancias principalmente utilizadas han sido los productos fitosanitarios (en el 75,4% de los casos) y los organofosforados (12,3%). Han sido identificados 25 diferentes substancias, a menudo mezcladas entre ellas, y en concentración tanto elevadas para poder provocar la muerte de animales también de grande tamaño.

La mayoría de los casos de envenenamiento se registran entre enero y marzo y sobretodo en cotos de cazas menor, con claro objetivo de eliminar rapaces y depredadores terrestres.

La Consejería de Medio Ambiente ha activado desde 2004 una compleja y articulada estrategia de lucha contra el uso de veneno que incluye intervenciones en más frentes, entre los cuales la actividad de los Equipos Caninos, que inspeccionan regularmente el territorio andaluz y que están teniendo resultados extraordinarios.

En 2008 la Consejería de Medio Ambiente ha efectuado 386 inspecciones con los Equipos Caninos para la detección de cebos envenenados, en las cuales han sido individuados 147 casos de uso de veneno.

La mayoría de las inspecciones (273) ha tenido un carácter de prevención, mientras en medida menor se ha tratado de intervenciones urgentes.

Actualmente el Gobierno de Andalucía tiene dos Equipos Caninos adiestrados en la detección de substancias toxicas en alimentos y cadáveres. El primero ha sido creado en 2004, el segundo en 2007. Uno de los dos equipos, formado por ocho perros, trabaja en Andalucía occidental, el otro, formado por cinco perros, trabaja en las provincias orientales.

La actividad de los Equipos Caninos constituye solamente una de las 61 medidas adoptadas por la Consejería de Medio Ambiente en el marco de la “Estrategia par la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados en Andalucía”.

Además de esta actividad hay otras actividades de formación de Agentes de Medio Ambiente, el control de la venta de productos fitosanitarios, las investigaciones diagnósticas, las actividades de sensibilización (que incluye el desarrollo de reuniones en haciendas agrícolas y granjas, dedicadas al tema del uso ilegal de veneno), etc...

El compromiso de la Administración hasta ahora ha tenido el efecto de llegar a las primeras cinco sentencias de condena para el uso ilegal de veneno.

 

El equipo utilizado por los Agentes de la Junta de Andalucía para recolección de muestras de cebos y animales envenenados
El equipo utilizado por los Agentes de la Junta de Andalucía para recolección de muestras de cebos y animales envenenados
El equipo utilizado por los Agentes de la Junta de Andalucía para recolección de muestras de cebos y animales envenenados
Descubrimiento de un cebo envenenado
Descubrimiento de un cebo envenenado
Descubrimiento de un cebo envenenado