Home Las amenazas Las amenazas

El veneno en Italia | El veneno en Andalucía | El veneno en Aragón

 

Quienes y porqué

El uso del veneno es un fenómeno muy difundido en muchas zonas de Europa, generalmente practicado por personas que intentan defender, de manera absolutamente ilegal y incorrecto, el ganado pastando por depredadores terrestres como zorros, perros descarriados, lobos, osos y linces, o también para proteger especies para cazar como perdices, faisanes, liebres y ungulados por la depredación de zorros, lobos, linces o también para preservar las plantaciones por el saqueo por parte de los osos.

Desgraciadamente, en la mayoría de los casos, la difusión de cebos envenenados está finalizada a especialmente a la matanza del lobo.

A tal propósito recordamos que el lobo, victima principal del veneno, es una especie de grande importancia para el control de la poblaciones de los jabalines, su presa favorita. Además al lobo se atribuyen agresiones que son, en cambio, realizadas por perros descarriados.

 

Cómo

Esta practica se actúa con la difusión de cebos envenenados o, incluso, de carcasas de animales recubiertas de veneno.

Los venenos utilizados son muchos: molusquicidas (metaldehido, metiocarbono), rodenticidas (Fosfuro de Zinc, estricnina), plaguicidas (organoclorados, organofosforados, carbamatos, piretroides, herbicidas), cianuro, etc..

Algunos de estos se pueden encontrar muy fácilmente porque se trata de productos utilizados en agricultura; otros venenos están prohibidos desde hace años, pero sin embargo están todavía utilizados. Un ejemplo es la estricnina, probablemente importada en Italia desde el Este Europeo donde es más fácilmente a disposición.

En el Parque Nacional “del Gran Sasso e Monti della Laga” así como en otras áreas de Italia Central (Parque Nacional de Abruzzo, Parque Regional de los Montes Sibillini, Parque Regional “de Velino Sirente”), la substancia toxica más utilizada es la estricnina.

A menudo, los cebos envenenados son introducidos en pedacitos de carne de diferente tipos, o dentro de huevos. A veces, son también disueltos en bebidas o derramados entre las semillas de cereales.

Los venenos, tragados en grandes cantidades, determinan intoxicaciones agudas que provocan síntomas neurológicos, hemorragias o gastroentéricos seguidos por la muerte de los animales. La mayoría de los venenos no tiene un antídoto especifico.

 

Las victimas

Además de ser una practica ilegal, el uso del veneno es una practica no selectiva, que puede provocar la muerte directa y indirecta de muchas especies de animales, tanto domésticos como selváticos.

Perros, zorros, lobos, osos y jabalines son las victimas directas de los envenenamientos, pero especies como los rapaces necrófagos (milano real, quebrantahuesos, alimoche, buitre leonado, águila real, etc...) son victimas colaterales del veneno, en cuanto comen no solamente carcasas o cebos envenenados, si no también animales difuntos por envenenamiento. Más raramente el envenenamiento está finalizado en modo especifico en la matanza de rapaces necrófagos.

Por lo tanto, una sola carcasa envenenada puede provocar un real masacre, matando muchos individuos que pertenecen a diferentes especies.

El uso ilegal de veneno es responsable y co-responsable, juntamente con el abatimiento con armas de fuego, de la desaparición del oso y del lobo de muchas áreas europeas y también de la extinción o de la drástica reducción de muchas especies de rapaces.

 

Las investigaciones

El uso ilegal del veneno es un fenómeno que debe ser combatido en diferentes frentes y con diferentes enfoques. Las medidas más evidentes y más practicadas son la retribución económica tempestiva y razonable de ganado rapiñado y de los daños a los cultivos y una tarea de sensibilización finalizada a estimular una evolución cultural en las categorías más involucradas.

El aspecto que sin duda resulta más complicado de enfrentar es aquel de prevenir el uso ilegal del veneno, haciendo más probable el castigo del delito.

Hoy en día la imposibilidad de localizar “a la vista” los cebos envenenados sueltos por el territorio que se encuentran casualmente solo después de que hayan hecho una matanza de animales, y la dificultad de las investigaciones diagnósticas sobre los cadáveres y sobre los cebos hace que solo de vez en cuando los responsables sean individuados y castigados.

El proyecto LIFE+ ANTIDOTO se prefije, con los equipos Caninos de detección de cebos envenenados y la estrategia contra el uso de veneno, también el objetivo de proveer las herramientas para evitar que quien disemine cebos envenenados tenga garantizada, como pasa hoy en día, la casi total impunidad.

 

Cebo envenenado con insecticida
Cebo envenenado con insecticida (gránulos morenos externos).
Cebo envenenado con insecticida (gránulos morenos externos).
Joven quebrantahuesos envenenado
Joven quebrantahuesos envenenado
Joven quebrantahuesos envenenado
Lobos envenenados
Lobos envenenados (imagen cortésemente concedida por el Parco Nazionale d’Abruzzo, Lazio e Molise).
Lobos envenenados (imagen cortésemente concedida por el Parco Nazionale d’Abruzzo, Lazio e Molise).
Lobo envenenado
Lobo envenenado (imagen cortésemente concedida por el Parco Nazionale dei Monti Sibillini).
Lobo envenenado (imagen cortésemente concedida por el Parco Nazionale dei Monti Sibillini).